Sábado, 22 de Octubre de 2016

De Juan José Oviedo

La insensibilidad cotidiana y ordinaria reprime y niega nuestra esencia humana. Los modelos de consumo a seguir se solidifican "vedeteándose" como valores bastardeando a los más transparentes en el fino equilibrio entre la verdad y la ilusión, entre los ensueños y despertares, entre lo correcto y lo socialmente aceptable.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad