Sábado, 16 de Enero de 2016

De Mauricio Kartun

Hertz, fotógrafo polaco, tiene un atelier fotográfico en el Paseo de Julio, zona roja en el Buenos Aires de principio del siglo XX donde saca fotografías sociales (comuniones, casamientos, bautismos, funerales), y también pornográficas: su mujer Filomena y un mulato recitador Rioplatense son retratados en el momento mismo del acto amoroso. Basilio, criollo, matón y buscavidas, comercializa esas fotografías vendiéndolas a los inmigrantes venidos de la vieja Europa, en fondas, dancings y retretes de la zona. El conflicto se desencadena cuando el mulato uruguayo seduce y enamora a la mujer del fotógrafo; y allí comienza otra historia.

Se aclara que en la puesta en escena de La Madonnita se realizan semidesnudos y desnudos. No se practican actos de sexo explícito.

Espectáculo apto para mayores de 16 años.





e-planning ad