Sábado, 05 de Noviembre de 2016

De Nicolai Vasilievich Gógol

El rumor de la visita de un inspector a una pequeña provincia deja al descubierto todas las miserias y corruptelas de una sociedad en la que, a falta de cualquier instancia de control, el envilecimiento y el cohecho son monedas tan corrientes que se convierten en la norma. Ante la inminente llegada de este funcionario de incógnito el Gobernador, sus ministros y fieles "contribuyentes" se preparan para, por cualquier medio, mostrar una falsa pero buena impresión frente al supuesto enviado del gobierno nacional.
Este "retablo de las maravillas" ruso fue representado por primera vez bajo la bendición del Zar Nicolás I y causó tal conmoción que el propio Gógol tuvo que huir de San Petersburgo. Casi doscientos años después, como todo los grandes retratos de la naturaleza humana, la obra no ha perdido ni un ápice de su actualidad y la visión mordaz y crí­tica del autor sobre la hipocresía y la corrupción, continúan con vigente plenitud.

13 actores en escena, escenarios naturales en la obra más celebrada de Nicolai Gógol en versión de Guillermo Montilla Santillán.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad