Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Bob Barr, Carlos Nicastro
LA OBRA El espectáculo que ha sido definido como una mirada a los juegos grupales de la infancia y su relación con el mundo de los adultos, carece de texto verbal y se expresa casi exclusivamente a través de acciones corporales. En un salón enmarcado por cuatro altas columnas en los ángulos, nueve intérpretes, permanentemente en escena, proponen y desarman distintos juegos infantiles que evocarán más de un recuerdo en el espectador pero, fundamentalmente, servirán como canal expresivo para mostrar casi con violencia el conflicto del hombre en sus relaciones sociales. Así, esta peculiar y crítica mirada sobre las conductas humanas apelará a estos no tan inocentes juegos, con sus rondas convertidas en persecuciones, trampas y confabulaciones, para convertirlos en un muestrario de algunas actitudes humanas: la pelea por el lugar, la marginación de los perdedores, los desencuentros permanentes y la ambición de poder, la hostilidad, el repudio y la exclusión. ANTECEDENTES Juego de Salón fue estrenada por la Compañía teatral La Carbonera en 1995 manteniéndose en cartel hasta 1996. En ese año fue seleccionada para participar en la Bienal de Arte de Buenos Aires ’96 en la que recibe el Premio Especial por su Propuesta de Experimentación. En 1999 fue editada como parte del libro Antología del Teatro argentino: de la palabra al cuerpo por Aike Grupo Editor y ha sido seleccionada para participar en el IIIº Festival Nacional de Teatro de Mar del Plata 2000.




e-planning ad