Martes, 19 de Enero de 2016

De Tamara Cubas

Una obra de danza contemporánea.

Hace falta conservar una buena parte del organismo para que cada mañana pueda volver a formarse; también hay que conservar pequeñas provisiones de significancia y de interpretación, incluso para oponerlas a su propio sistema cuando las circunstancias lo exigen, cuando las cosas, las personas, e incluso las situaciones, os fuerzan a ello; y también hay que conservar pequeñas dosis de subjetividad, justo las suficientes para poder responder a la realidad dominante.

Esta nueva obra está inspirada en el texto "Cómo hacerse un cuerpo sin órganos" de Deleuze y Guattari. El plan de consistencia como programa para quebrar los estratos de organización, significancia y significación. Arrancar el cuerpo del organismo para abrirlo a conexiones que suponen todo un agenciamiento, circuitos, conjunciones, niveles y umbrales, pasos y distribuciones de intensidad, territorios y desterritorializaciones. La significancia se adhiere tanto al alma como el organismo al cuerpo. Arrancar la conciencia del sujeto para convertirla en un medio de exploración, arrancar el inconciente de la significancia y la interpretación para convertirlo en una verdadera producción.

Esta creación es una co-producción México-Uruguay. Una obra creada para la compañía mexicana maKina dT.

Los integrantes de esta joven compañía de la ciudad de Mérida, Yucatán, tienen especial interés en la experimentación entre lo corporal y lo sonoro en la escena, de allí la integración de la misma. En esta obra estos aspectos se fusionan en vivo en la escena para abrir un espacio de experimentación al espectador.


Plan de Consistencia cuenta con el apoyo de la Dirección de Danza de México y el Instituto de Cultura de Yucatán.





e-planning ad