Viernes, 15 de Enero de 2016

De Fernando Arrabal
Un espectáculo de humor ácido y corrosivo. Desde la primera frase la obra sumerge al espectador en una esfera turbulenta, en la cual experimenta por medio del teatro la violencia expiatoria del sacrificio humano. Es nuestra intención que el espectador se pregunte algo que nos preguntamos nosotros: ¿Es posible que a pesar de todo nos sigamos repitiendo?. Promoción de $5 a estudiantes y jubilados.




e-planning ad