Viernes, 15 de Enero de 2016

De María Robin

Un pueblo rural. Un mundo cerrado, pequeño, masculino.

Todos se conocen.

Y todos conocen "La Bonita", la fábrica de alimentos en la que viven y trabajan dos mujeres jóvenes.

En la estrechez de esa vida pueblerina, cualquier accidente o exceso es motivo de comentario y burla.

Cualquier exabrupto se convierte en transgresión.





e-planning ad