Domingo, 19 de Febrero de 2017

De Mónica Cabrera

Dolly es una artista de variedades, cantante de bares y locutora nocturna de programas de tango. En su decadencia, luego de ninguna gloria anterior, finge estar muerta (historia narrada en "¡DOLLY GUZMAN NO ESTA MUERTA!")
En este capítulo, el Dr.Mnemo la ha “cazado” internándola en el Manicomio del Diablo donde él reina. Dolly escapa en un sarcófago, luego de recibir un terrible tratamiento torturante.
Pero lo peor que le ha sucedido a Dolly es que el Dr. Mnemo se ha quedado con su cabeza como prenda de pago, ya que no tiene dinero para pagar la increíble suma que pretende cobrarle por su estadía en el manicomio del Diablo. La obra social no le cubre nada de su tratamiento, sus amigos la han traicionado por un puñado de monedas, y sus vecinos tienen una horrible opinión de ella y de toda su vida. Ni siquiera su Madre, desde el más allá, la defiende. El maléfico Dr.Mnemo secuestró a su perrito, así es que está sola en el mundo, ¡y sin su cabeza!
Escapa y atraviesa terribles circunstancias, huyendo del Dr. Mnemo, que la persigue por medios aéreos, tecnológicos y virtuales.
Creyendo que será homenajeada, se presenta en un programa de televisión, pero cae en una trampa sensacionalista; la humillan revelando terribles secretos de su cautiverio-internación, y una desalmada movilera la acorrala con preguntas inconvenientes.
Tampoco en los piringundines donde trabajaba en la noche porteña (“El Bataclán”) logra encontrar un respiro a su huída. Con su revólver consigue poner freno a sus perseguidores.
Finalmente enfrenta al Dr.Mnemo en un interrogatorio enloquecedor, pero ¿podrá Dolly vencer al Dr.Mnemo? ¿Logrará reunirse con su cabeza? ¿Se recuperará de tan terribles

Este espectáculo formó parte del evento: Festival de Teatro de Rafaela 2011

Clasificaciones: Humor, Unipersonales, Adultos




e-planning ad