Sábado, 21 de Enero de 2017

De Eduardo Rovner

En Te voy a matar, mamá, una hija está esperando a su madre para matarla. Habla, imaginariamente, con ella. Contradictoriamente, la acusa de todo lo que hizo y lo que no hizo, le reclama la falta de cariño y la sobreprotección, el darle demasiada libertad y no dejarla crecer, las razones de cada una de sus decisiones, no sólo con respecto a ella, sino también con relación a su padre, la culpa por sus frustraciones. Todas estas acciones culminan en un hecho inesperado.
A partir de esta situación la pieza intenta hurgar, con humor y emotivamente, en los sentimientos menos racionales y llenos de contradicciones de esa relación tan compleja: madre – hija.

Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Unipersonales




e-planning ad