Lunes, 30 de Mayo de 2016

“De acuerdo con la mitología china, el ave fénix es el símbolo de la inmortalidad por
resurgir de sus cenizas. Se posa sólo en las ramas de un árbol llamado Kiri y obtiene su
inmortalidad bebiendo el rocío de sus flores.

Mi alma es un vampiro grueso, granate, aterciopelado. Se alimenta de muchas
especies y de sólo una. La busca en la noche, la encuentra, y se la bebe, gota a gota,
rubí por rubí. Mi alma tiene miedo y tiene audacia. Un picaflor le trabaja el sexo. Ella
brama y llora. Y el pájaro no se detiene".

Marosa di Giorgio (De La flor de lis)

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín

Duración: 25 minutos
Clasificaciones: Danza




e-planning ad