Jueves, 03 de Noviembre de 2016

De Ignacio Apolo
Está inspirada en la tragedia isabelina “Lástima que sea una puta” de John Ford (1633). La obra retoma la historia de amor incestuoso entre los hermanos Anabella y Giovanni desde una perspectiva moderna –que conjuga genética, antropología y religión– cuestionando los fundamentos del orden moral y familiar. En un espacio escénico con plataformas móviles y un sistema de gradas con butacas, se posibilita la capacidad para 300 personas.




e-planning ad