Lunes, 24 de Octubre de 2016

De Griselda Gambaro

Con esta pieza teatral escrita en 1981, cuando la dictadura se encontraba en el apogeo de su poder omnímodo, Griselda Gambaro logró expresar con lacerante precisión, la indignidad del sometimiento humillante, de la sumisión extrema, de la genuflexión y la obediencia servil. Ya han pasado muchos años de aquellos días oprobiosos. Los contextos que confieren un determinado sentido a una pieza dramática se modifican con el tiempo; pero lo que emerge del costado mas humano de estos seres es atemporal. La perversión del poder corrompe las relaciones interpersonales: es el juego del amo y el esclavo, en el cual no hay lugar para la igualdad, sino una sumisión obligada. Se trata del establecimiento de relaciones de autoridad en las que no hay "pares", sino una insistente dominación de aquel que ostenta el poder sobre aquel que debe sufrirlo. En la propuesta del Grupo PROXEMIA CERO la realidad se deforma con el fin de expresar, lo fantástico irrumpe para hacerse símbolo. La pasividad cómplice de la victima que es arrasada por un influjo que "viene de más allá del miedo", ¿Merecerá nuestra compasión o nuestra condena? La recóndita fuente donde se origina esta conducta anormal e inverosímil debe ser develada.

Grupo: Proxemia Cero
Origen: Morón

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad