Viernes, 15 de Enero de 2016

Una obra intimista pero un claro ejemplo de la "estética de la multiplicidad": nos muestra por momentos a una pareja hablando de sus cosas como cualquier otra pareja en el mundo para luego convertirse en pequeños monstruos, dejando ver ese vínculo entre torturador y torturado.

Grupo La comedia urbana
Origen: Morón





e-planning ad