Miércoles, 18 de Enero de 2017

"La belleza es una carga difícil de soportar"

Una risa incontrolable, un llanto interminable, un gemido angustiante. Tres cuerpos desgastados y abandonados en algún lugar, sus esqueletos maltrechos por el pasar del tiempo dejan ver a estos personajes extraños sobre un sillón viejo y raido.

“Las tres desgracias” titulo con el cual se definió esta exploración corporal y conceptual,
refiere a una dicotomía planteada por las creadoras del performance partiendo de una
imagen clásica de la belleza, representada infinidad de veces en el arte universal: Las tres
Gracias o El Juicio de Paris, escena poética griega muy arraigada al standard de belleza
occidental presente hasta nuestros tiempos. El contraste buscado en el titulo, remite a lo
opuesto, a tres características humanas y frecuentemente femeninas llevadas a un
paroxismo depresivo en un escenario distopico y terminal. Lugar donde la belleza (tal y como
filosóficamente se ha concebido en occidente) pasa a un plano irrisorio, en el cual su
importancia se reduce al mínimo y casi, que se convierte en defecto o una carga imposible de
soportar. Su fundamento estético es principalmente el cuerpo, un cuerpo abandonado,
desgastado y a veces mecánico y repetitivo, sustentando en su fragilidad todo el peso de la
obra. Son tres mujeres deformadas y olvidadas en algún lugar, sus esqueletos maltrechos
por el pasar del tiempo dejan ver a estos personajes extraños sobre un sillón viejo y raído,
con sus estados insoportables, una risa incontrolable, un llanto interminable y un gemido
angustiante en un colapso constante de sensaciones que se mimetizan entre si por su
evidente similaridad emocional.

Si bien, el formato de la obra es desafiante tanto para las interpretes como para el publico,
Las tres desgracias es una propuesta en la que se produce un sincretismo entre la danza, el
performance y el teatro físico cuyo motor estético se potencia a trabes de la calidad
interpretativa y visual, agregando elementos que hacen de la obra un experimento de
versatilidad dramática, fácilmente acoplable a diferentes escenarios y a la vez, generando
lecturas contrastantes y disímiles que dejan lugares neutrales en la interpretación subjetiva
del publico espectador.

Es la primer Co-producción de Las Clínicas de Investigación y Montaje del Área de Danza del Centro Cultural de la Cooperación. Coordinadas por Gabily Anadón.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad