Viernes, 22 de Enero de 2016

De Iñaki Oscoz

Cía.Le Guignol Orthopedique.El Salvador-España.

Títeres no aptos para familias.
Títeres deslenguados, pasión carnal entre muñecos. 'Monique Fornique' recupera el teatro de marionetas para el público adulto.

Títeres deslenguados para adultos. Una historia de desamor y sexo entre marionetas, sin tapujos. Lo de la pasión carnal entre muñecos, asegura el director de 'Monique Fornique', es una de las escenas "que más sorprende y divierte" al público. "En el teatro siempre ha habido marionetas, juegos de sombras... Por ello, no entiendo que ahora el teatro de títeres se asocie al público infantil, cuando tradicionalmente no ha sido así", explica Iñaki Oscoz, autor del texto.

Esta obra, que se ha representado en varios teatros independientes tras su estreno en junio de 2010 y llega este mes al Teatro Lagrada, es una historia sobre una pareja joven que empieza a convivir, y a los que acecha la rutina y un tercero en discordia. Todo ello presentado por Maese Duporco, un cerdo renegado del amor que oficia de maestro de ceremonias.

Sinopsis:

Monique y Rubén creen vivir una bonita historia de amor, pero la ñoñez parejil solo esconde el vacío. Piso nuevo, farsa nueva. Y todo se complica cuando irrumpe en el corazón de Monique la ardorosa y lamentable persona de un intenso poeta de muy poca monta.

Presentada por el infame Maese Duporco, esta historia de amor y sexo marionetil airea además los entresijos de una compañía decadente, crispada y en estado de eterna derrota.

Pero que día tras día debe representar la misma función.





e-planning ad