Sábado, 14 de Enero de 2017

De Alejandro Tapia Y Rivera
Este nuevo estreno de LA CUARTERONA, la más conocida y destacada obra del Padre de la Identidad Nacional, formó parte principal de las celebraciones que el Ateneo Puertorriqueño y regresa ahora a dicho escenario. La historia de los desventurados amores de la mulata Julia con el Conde Carlos, han sido durante más de un siglo, la voz puertorriqueña que más alta se levantó en los escenarios y en la literatura nacional durante el proceso de la abolición de la esclavitud. Publicada en España 1867 y censurada a su entrada en Puerto Rico, la obra permaneció en silencio hasta el año 1878, cuando fue estrenada con pobre éxito en el Teatro Moratín de San Juan. Pobre éxito, porque la obra atacaba sin piedad al mundo burgués y terrateniente que había hecho su fortuna con el sudor esclavo. En LA CUARTERONA, el temor del blanco hacia el negro y la necesidad de mantener posiciones y prebendas sociales, impiden la culminación de los amores de la mulata con el blanco al punto de provocar la desesperada fuga de los amantes. Esta obra, escrita en la atmósfera de la Cecilia Valdés de Cuba, de La Esclava Isaura de Brazil y de La Cabaña del Tío Tom en Estados Unidos, mantiene vigentes sus planteamientos en torno a la segregación racial, al odio entre las clases y al terrible abatimiento moral y político en que se encontraba nuestro país a mediados del Siglo 19.
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad