Sábado, 16 de Enero de 2016

La obra que contó con el previo estreno en importantes salas de Europa, surge de un proceso de creación que se inspiró en la búsqueda del rescate de rutinas clásicas y con la influencia de la vieja escuela de Búster Keaton, Charles Chaplin, Mister Bean, entre otros; Baltabarín busca continuar con un lenguaje desaparecido. Un humor que privilegia el gesto y la ausencia de la palabra, que invita a sentir la vulnerabilidad humana de manera lúdica y próxima.

La puesta en escena narra en 8 rutinas clásicas las peripecias de Merrindo, un clown aburrido de tanto fracaso en su carrera artística, que crea su propio espectáculo llamado Baltabarín. Mas Merrindo no ha caído en la cuenta que el éxito de su espectáculo radica precisamente en sus derrotas

El director y actor Juan Carlos Muñoz Navarro ejecuta con precisión un espectáculo de apariencia sencilla, como a menudo lo son los montajes de este género, pero que logra sin problemas el reto de la complicidad colectiva, que es la gran complicación siempre escondida detrás la simplicidad del humor, en general, y del clown, en particular.





e-planning ad