Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Santiago Serrano

Eva la primera mujer tiene mucho para decir su vida con Adán, su romance con la serpiente, el sabor de aquella primer manzana para la humanidad. Su destierro de ahí en más, el pecado carnal se apodera de ella; las Hijas de Eva ven la luz y ahora quieren dar su versión de los acontecimientos vividos.

Que mejor que ellas, para hablar sobre todo lo que nos rodea. Que mejor que nuestra tatara abuela elevada a la enésima potencia, para contarnos como sucedieron las cosas y porque no, develar algunas mentiras que el tiempo se ocupó de ocultar.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad