Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Carlos Gorostiza

La acción de esta obra, que se desarrolla sin interrupciones y con los mismos actores, se inicia alrededor de 1800 en la época colonial, continúa en 1900, en pleno auge de la corriente inmigratoria, y finaliza en la actualidad, apenas iniciado el 2001. Los tres personajes viven sus escenas avanzando individualmente a través de los tiempos, enfrentándose y confrontando así los lenguajes y modismos propios de cada época.

En las primeras escenas los tres personajes utilizan el lenguaje de la época colonial; el autor se basó en una copia original de la obra anónima de cerca de 1800 titulada El amor de la estanciera, y en estudios realizados por María Beatriz Fontanella de Weinberg en la Universidad del Sur. En cuanto a las escenas que corresponden a la etapa del gran movimiento inmigratorio, se apoyó sobre todo en su memoria personal y en diálogos de sainetes de la época.

En El aire del río se aborda el proceso político-dramático de nuestro país a lo largo de la historia, mostrando lo que sucede en el interior de una casa a través del reencuentro entre Domingo, Isabel y Francisco. Hay una continuidad en la acción ligada al vínculo entre ellos a lo largo de sus vidas, mientras afuera siempre está sucediendo algo inquietante y violento, a la vez que llega recurrentemente el aire cálido del río.

Duración: 90 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad