Jueves, 20 de Octubre de 2016

De Fernando Noy

Una voz andrógina ("la patria" "el deseo" "la libertad Argentina") que es a la vez muchas voces y el interrogante sobre una historia de esplendor, crisis, corrupción y desgarro.. Por "IJ" se refiere a esa cacofonía donde horror y goce, odio o amor, acaban fusionándose y deriva del dicho "hijjjjo de puta". Un texto post-barroco sobre la imposibilidad de llenar el vacío de una historia de doscientos años. Finalmente, una exhalación como el interrogante del futuro. Matar la muerte y así instaurar una nueva patria sin fronteras, ni escudos.

El abordaje dramático del texto está construido para lograr la escenificación (en término siempre presente) de una fábula articulada de la crueldad y sus imprevisibles revelaciones.

Desde el martirio mismo de existir para lograr, a pesar de todo y casi sorpresivamente, un mayor y real conocimiento de la vida, iniciamos el camino doloroso pero paradójico de la liberación absoluta.

Por “Ij” se refiere a esa cacofonía donde horror y goce, odio o amor, acaban fusionándose. Deriva del lunfardo “hijjjo de puta” que a veces es de valoración, y otras, como simple condena.

En síntesis: toda angustia precede a (si lo sabemos entender como tal) liberarnos del laberinto mutilado en que se esconde la simple y obvia felicidad de ciertos destinos aunque, como en este caso, lamentablemente hay excepciones. Es cuando alguna conjunción del propio ser comienza a comprender y no quiere volver a repetir errores en masa ni a, simplemente, equivocarse y autoperdonarse como es habitual costumbre de una historia que arrastró la humanidad hacia su final, despoetizándola.

Fernando Noy

Este espectáculo formó parte del evento: Teatro. Exterior. Noche. Febrero 2011

Duración: 70 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad