Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Eugenia Estévez

Siempre innovar es una práctica escénica, un entrenamiento de la atención y la disponibilidad a lo que sucede, como si el espacio se ofreciera para asumir lo imposible, lo que de inesperado puede surgir con cualquier acción que no sucumba al control de los hábitos ni al saber hacer. Cada encuentro de los actores es una nueva oportunidad para la inocencia, única arma para afrontar lo impredecible y el azar, lo cual implica no solo una atención a los modos de ver y de crear en escena sino una revisión de nuestro modo de ser con los otros. Se trata de una hipótesis de conexión donde cada participante decide abrir, cambiar, regir, evitar, acompañar, denegar, permitir, ignorar, seguir, hablar, sostener, donde cada acción incide en la praxis escénica colectiva y en la versión que en medio de esa multiplicidad hacemos de lo que podría ser cada vez.





e-planning ad