Viernes, 22 de Enero de 2016

De Gonzalo Veliz

¿quien no condenó algún recuerdo?

Olga, una mujer que se aferra a sus recuerdos, con la clara convicción de que enhebra un rosario, donde cada relato arma un eslabón de su personalidad. Una personalidad no escindida aun. El único objeto que posee es una caja que guarda celosamente, una caja que oculta de los otros y de sí misma.

Grupo: Índigo-arte teatral

Este espectáculo formó parte del evento: 3° Encuentro Regional de Teatro NOA en Tucumán





e-planning ad