Martes, 25 de Octubre de 2016

De Hugo Alvarez

Un hombrecito está solo y espera.

El hombrecito juega, saluda amablemente, trata de iniciar un diálogo, busca.

Cuando parece que nada va a ocurrir alguien se acerca al umbral de su puerta.

Se miran, se encuentran, se pierden y se vuelven a encontrar.

Una historia sobre la mágica experiencia de conocerse y compartir

Clasificaciones: Infantiles




e-planning ad