Lunes, 18 de Enero de 2016

Un hombre, una chica y Helena viven encerrados en una casa ubicada en un pueblo alejado de la ciudad. Helena teje frente a la pantalla del televisor que no prende, el hombre toma vino y pasa largas horas sentado en el inodoro, la chica lee y escribe cuando ellos no la ven. Un joven aparece en la casa. Busca al hombre, dice que tiene algo para él. Le trae imágenes, sonidos, palabras que remiten a un pasado compartido. El hombre dice que no tiene recuerdos. El joven le responde: "Hay recuerdos que no se pueden soltar".





e-planning ad