Martes, 19 de Enero de 2016

De Alejandro Frenkel

Circunstancial de Lugar está ubicada en una empresa multinacional: "Frost".

En un espacio donde "todo está bajo control", en un momento, algo falla: la sencilla entrega de un tupper lentamente se convierte en una pesadilla. La ausencia de un cajón para sellar un trámite metamorfosea la oficina; lo cotidiano, lo familiar ahora retorna con un sentido que bordea lo extraño. La oficina se convierte en un laberinto hipervigilado, un agujero negro que no parece tener salida. Las entradas parecen conducir siempre a la misma oficina, o a todas.





e-planning ad