Sábado, 16 de Enero de 2016

Sobre el mito del texto de Don Juan. En una vieja casa, familiar, entre máquinas y trastos derrumbados, tres hermanas tejen versiones sobre un hombre viejo y enfermo cuya actividad principal parecería ser regar las plantas. ¿Es posible realizar una escena antigua que nos organice y nos salve del caos?. ¿Se puede con estos "restos"construir un mito menor?. Siempre en la historia familiar parece existir un lugar vacío. Fantasmas. Situaciones repetidas, estrategias de supervivencia, gestos agónicos. Don Juan, el teatro, pelucas, polvos, telones, pavadas que sostienen un ritual vacío. Sexo y poder. Amor y muerte. Mito y fetiche. Núcleos de comportamiento social. La familia, el progreso, viejas unidades en extinción. ¿Puede el Teatro escapar de su "atrás"? Un arte del instante, volátil, soporta la pesada carga de la eternidad del texto. Su sentido. Don Juan finge, provoca ficciones, actúa. Es necesario el castigo, el estado, la religión, deben producir una sanción ejemplar. El Teatro ritualiza la muerte. Desechos, pedazos de situaciones, de conversaciones, el pasado fluyendo en el presente una y otra vez. Sueños menores, encerrados, violentos. Todo es precario, inestable, momentáneo. Se añora un orden indefinible y ubicable. Por eso se repite y se repite a la búsqueda de un eco más profundo.

Este espectáculo formó parte del evento: IV Festival Internacional de Buenos Aires





e-planning ad