Viernes, 21 de Octubre de 2016

El mundo de los colores y el mundo de los niños se entrelazan en esta
magnífica obra del autor brasileño. Buscando su lugar, el color Flicts sale
a recorrer el mundo y aunque se encuentra con muchos "no" él continúa su
búsqueda sin resignarse, optimista y tenaz, tratando de vencer su soledad.
Cuando no parece haber salida encuentra una mucho más rica y asombrosa, tan
importante que solo nos damos cuenta quienes seguimos (como los niños)
maravillándonos
con el cielo y no paramos de soñar en color Flicts. El mundo de Flicts es el
mundo de las apariencias.
El feo y pobre Flicts no puede encontrar lugar en ese sitio, a no ser que
confíe en sí mismo y no pierda el valor para hacer su camino por donde nadie
se atrevió.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad