Jueves, 20 de Octubre de 2016

De Rafael Bruza

Dos seres completamente distintos. Dos destinos que se ponen en marcha en un viaje delirante en donde revelarán sus pasados, sus miedos, sus deseos, la soledad que los rodea. En esta odisea también encuentran, la amistad, la comprensión, el sentido y sobretodo se encuentran a sí mismos. Estas dos mitades, destinos paralelos, comprenden que juntos pueden dar lugar a sus fantasías y deseos. En un mundo donde todo es vertiginoso, inasible, donde cada paso puede ser la caída: la búsqueda por la búsqueda misma se transforma en el único motor que nos mantiene con “vida”.- ¿cómo habría de vagar el hombre sin encontrarse jamás?

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad