Viernes, 28 de Octubre de 2016

Sus maridos, se escaparon para no ser llevados al enfrentamiento y los soldados, quienes intentan descubrir su paradero, ocupan militarmente su pueblo y las violentan para hacerlas hablar.

El montaje tomado íntegramente de "El pueblo de las siete viudas", creado en el taller de Dramaturgia de Juan Radrigán, con el Colectivo La Matriz, es una mirada confusa sobre la historia, en la cual estas mujeres luchan contra sus recuerdos. Testimonios que hablan de la dignidad, el dolor, la rabia y la soledad vistos con ojos de mujer, quienes a través de su rito (juntarse todos los domingos) añoran al viento, testigo único de su eterna espera, a transformarse en eco de sus relatos para que nunca más se repita su historia.

La puesta en escena desarrollada bajo el sello característico del conocido director nacional Rodrigo Pérez, quien se destaca por plasmar la intensidad de nuestras raíces; evoca voces de mujeres que en conjunto con todos los elementos, se convierten en instrumentos de la musicalidad del horror de este relato. Silencios, gestos y mínimos movimientos, propios de lo femenino, se articulan en una reflexión descarnada en torno al concepto de tortura y memoria.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad