Sábado, 23 de Enero de 2016

De Geraldine Ricau

Algunas personas le rinden homenaje a Gardel, otros a la Merello... muchos quieren recordar a Borges, Cortázar o a Fontanarrosa...
Yo creo que nuestros padres son las personas más importantes de nuestras vidas (para los que no tenemos hijos o nietos!) y también merecen que su historia sea contada.
Esta vez es el turno de mi madre.
Quizás sea una historia simple...de alguien común, como nosotros...pero justamente eso es lo que hace interesante nuestro encuentro.
Considero que todos, en algún punto, van a sentirse identificados con este espectáculo que está hecho desde el corazón (y ojalá les llegue al alma...).
Porque todos somos hijos.
Porque muchos de ustedes son padres.
Una historia sencilla para compartir con gente querida.
Los espero, entonces, "Vestida para contar".

"Cuando uno llega al mundo, lo primero que ve son los ojos de su madre. En ese instante, nace una conexión mágica que traspasa todo reloj de vida..."
Geraldine





e-planning ad