Sábado, 16 de Enero de 2016

De Thomas Bernhard

Un almuerzo esperado –o su intento fallido- en un comedor de dónde salieron todas las calamidades; de ese padre, de esa madre. Los hijos: sólo actores de un infierno. Reencuentro de tres hermanos. Relaciones ambivalentes y contradictorias que develan verdades silenciadas. Una maldición filiatoria ha recaído sobre ellos inhabilitándolos como sujetos. No se sabe si continuarán en el encierro o buscarán alguna salida. En ese transcurrir intentan darle un sentido a sus vidas.

Este espectáculo cuenta con el apoyo de la Embajada de Austria y de Proteatro, y esta sala pertenece a ESCENA-Espacios Escénicos Autónomos-





e-planning ad