Martes, 19 de Enero de 2016

De Benjamín Santiago, Pamela Santiago

La Salamanca es una cueva o un remanso, lejos de todo; hasta del ruido, algunas noches se siente música muy lejana al oído, se tiene la impresión de una farra completa en el monte. Te guí­an a ella el sonido del bombo, del violín, de la guitarra y así­ poco a poco, vas llegando al lugar exacto.
Allá­ el Zupay te espera, te invita a pasar y a cambio de tu alma te da placeres y saberes, entonces la danza, la destreza y esa pasión en cada cosa, se tornan vulnerables al deseo.

Una mezcla de arte con lo popular, un sonido que viene te busca, te encuentra, te atrapa y te mueve. Algo de danza, percusión y canto , mucho de ritmos, de folklore y pasión.

Tierra Suelta

Este espectáculo formó parte del evento: Circo en escena IV edición 2010





e-planning ad