Lunes, 18 de Enero de 2016

De Jonathan Lamb

Escrita y dirigida por Jonathan Lamb, ex-diplomático, poeta y actor, la obra se centra en el fascinante personaje de Hans Langsdorff, capitán del Graf Spee.

Se acaban de cumplir setenta años desde que el acorazado de bolsillo Graf Spee y tres buques de guerra británicos se enfrentaron cerca de Punta del Este en la primera gran batalla naval de la Segunda Guerra Mundial. La Batalla de Punta del Este tuvo lugar en diciembre de 1939. Fue uno de los últimos enfrentamientos navales de la era de Nelson, cuando la agresión temeraria aún sobrepasaba la tecnología; y fue una de las primeras en la moderna era de los medios de comunicación electrónicos. La información que salía entonces desde Montevideo por radio, en vivo, podía afectar los hechos. Durante algunos días, la capital uruguaya se convirtió en el centro del mundo. Pero la verdadera historia de la batalla se encuentra en el carácter de un hombre: Hans Langsdorff, el capitán del Graf Spee.

Langsdorff era un héroe que luchó y casi perdió la vida en Jutlandia, en la Primera Guerra Mundial, por lo cual le fue otorgada la Cruz de Hierro. Experto en torpedos y también un gran administrador, había llegado a posiciones claves en el Ministerio de Defensa alemán en los años 1930, antes de decidir regresar al mar. Le fue dado el mando de uno de los buques de guerra más modernos y poderosos de Alemania. La orden que tenía era hundir mercantes británicos, durante todo el tiempo que él y sus mil hombres pudieran sobrevirir.

A lo largo de cuatro largos meses, merodeó por los océanos del sur, hundiendo nueve barcos sin causar una sola víctima fatal. Su carácter humanitario y su código de honor profesional hicieron que tratara a sus prisioneros de forma impecable, y al menos uno de ellos llegó a convertirse en su amigo. Pero el 13 de diciembre al alba, Langsdorff desencadenó una serie de hechos que le costaron su barco, su prestigio y una semana después, en Buenos Aires, su vida.

¿Quién era este hombre gallardo y turbado? ¿Por qué dio la espalda al poder político de Berlin? ¿Qué lo llevó a atacar a tres buques británicos al amanecer de aquel día? ¿Por qué no remató al Exeter, al que casi hundió? ¿Por qué se retiró de la lucha en un momento crucial? ¿Por qué se refugió en Montevideo en lugar de un puerto argentino, y por qué hundió su propio barco? ¿Por qué, en su habitación en Buenos Aires, la noche del 19 de diciembre, le escribió a su esposa y luego eligió la salida más honorable?

La obra intenta responder estas preguntas.





e-planning ad