Lunes, 24 de Octubre de 2016

Teatro en 'La noche en blanco' en la Sociedad Cervantina.
Una noche en el siglo XVII. No hay teatro. No hay butacas. El espectador sigue los pasos de los personajes.

La imprenta de Juan de la Cuesta aún huele a tinta, a hollín, al perfume de las Cervantas que salen con la primera edición del Quijote, a pólvora y a bermellón.

El público se debate. Decenas de escenas a su alrededor pero sólo puede escoger una, la que le provoque, la que le emocione, la que le indigne. El aseo de la baja nobleza, una reunión de villanos, la representación de unos comediantes en la plaza, el rapto de una moza de provincias. sólo existe un requisito: tener alma de voyeur.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad