Sábado, 23 de Enero de 2016

De Sol Correa

Una de las metamorfosis de Ovidio rebrota entre lo gótico, bizarro, lírico y espasmódico: Eco, una ninfa punk, viene a desmentir el (hasta ahora infalible) oráculo de Tiresias, para resemantizar el mito del edulcorado Narciso. En un juego asfixiante, identidad (Narciso) y alteridad (Eco) se funden en un círculo de reflejos que desembocará en la destrucción de sí mismos.





e-planning ad