Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Ruben Ferrero

"Aunque seas una prostituta, no quieres que te violen, Ni una puta que lo hiciera 25.000 veces al día, quisiera que la violaran. Es lo peor que le puede pasar a una mujer, y a mí me pasó a los 10 años." B.H

Reseña de la obra

Billie Holiday revolucionó la música popular al ser la primera cantante que interpretó sus temas con real sentimiento e intensidad. Poseía una forma única de frasear que impuso en cada una de sus interpretaciones, logrando un estilo propio, algo que no solían hacer los cantantes de jazz de la época. Con su estilizada interpretación Billie impactó a todos los que la escucharon en ese entonces y hasta el día de hoy sigue impresionando a los que la escuchan. Nunca tuvo estudios técnicos de música o clases de canto, pero tenía una voz sensible y una elasticidad que le permitía improvisar cada canción de una manera extraordinaria. Apoyado sólo en su intuición lograba manejar el micrófono con una destreza y sobriedad inigualable, creando en cada actuación una atmósfera especial y muy íntima. Lograba así una cierta complicidad con el público que fascinado vería como la cantante desnudaba su alma cada vez que subía al escenario. A través de su estilo pausado y crudo, transformaba las composiciones más simples en melodías hermosas y emotivas.

Entre las voces femeninas del jazz, la de Billie Holiday (1915-1959), constituye un caso singular por lo azaroso de su vida contada por ella misma en su famosa autobiografía titulada: "Lady Sings The Blues". En ella, Billie relata como fue su vida desde la misma infancia: violación, acusaciones de prostitución, reformatorios, alcohol, drogas, racismo, cargos por tráfico de estupefacientes, cárcel, inhabilitación para cantar y, por último, la muerte.

Clasificaciones: Musical




e-planning ad