Lunes, 18 de Enero de 2016

De Oscar Martínez

"Hay preguntas que no se pueden hacer... porque hay respuestas que no se pueden decir"

En una noche de insomnio, Adrián revisa su vida, vive y se ve vivir, desde que se levanta de la cama en medio de la noche -mientras Laura, su mujer, duerme plácidamente- hasta que se vuelve a acostar, agotado, cuando comienza la mañana del nuevo día y ella... se levanta fresca y llena de energía.
Klimovsky, el analista, entra y se va, y está todo el tiempo y no está nunca, no hay idea de puerta ni de paredes...
"ELLA EN MI CABEZA" nos invita a reconsiderar, mediante el piadoso recurso del humor, dos instancias de lo indefinible que acosan nuestra vida: el amor y el autoconocimiento.
Si no somos estrictamente culpables de nuestros desaciertos, tampoco tenemos derecho a presumir nuestra inocencia.

Ojalá (que proviene del árabe y significa: Alá -o Dios-, así lo quiera), la vivencia que te produzca "Ella en mi cabeza" te divierta, te haga reir -si es a carcajas, mejor-, y hasta te conmueva por un instante. De ser así, nuestra modesta misión habrá sido cumplida.

Grupo: Los media naranja (Ciudad de Casilda)





e-planning ad