Lunes, 25 de Enero de 2016

Nuestro terror pone en escena a Robespierre, San Justo... esos hombres que dominaron la vida política francesa en los años 1793-1794 creando el Comité de Salud Pública. La obra muestra el escollo de un despotismo que definitivamente no pueden evitar. Notre terreur es una creación colectiva D’ors et déjà representada en el Théâtre National de la Colline durante el Otoño 2009. La Terreur de 1793 nace de un ideal antimonárquico de libertad, igualdad y fraternidad aunque sanguinario, cortando las cabezas de los supuestos traidores ¡antirrevolucionarios! Francia está en guerra, la anarquía reina en la escena. Once comediantes encarnan los doce del Comité de Salud Pública, mutis Danton, cuya muerte es anunciada desde un principio, donde la violencia lleva a los once otros a sus fatales caídas. El desorden reina desde entonces, las palabras se superponen, los egos se enfrentan. Los roles endosados por los comediantes suenan justos, sin sobre actuación, solamente grandes habladores que no saben escucharse y esperar la llegada de Robespierre. Violencia física, discordancia de voces, son esos los mejores ecos de los excesos de La Terreur que si bien proclamaba «Libertad, Igualdad, Fraternidad» su punta de lanza, no hace más que trastabillar y contradecir los símbolos que esas palabras representan. La revolución no habrá hecho más que engendrar nuevos tiranos. Pero esos tiranos ahí no son más que tigres de papel, marionetas que desaparecen con la caída de Robespierre. Los hombres se convierten en personajes, los personajes se convierten en títeres accionados por hilos, los gestos ligeramente entrecortados. La voz llega menos lejos, los ideales parecen cansados, el tono declamatorio se rompe y desaparece, el terror se ve en los ojos de los miembros del Comité, devenidos ahora ellos las nuevas presas del pueblo, caídos en la trampa por las reglas de su propio juego. Los posicionamientos políticos pierden sus justificaciones, los comediantes matan a sus personajes. Robespierre no es aterrador, no es más que pacotilla, deprimido, por última vez habla mientras gira sobre sí mismo como una bailarina en una caja de música. La compañía D’ors et déjà fue creada en 2002 por Sylvain Creuzevault, Louis Garrel, Arthur Igual y Damien Mongin y pareciera haber sido creada a fuerza de improvisación, de atención colectiva y de resonancias y todo con ¡valor!

Nuestro terror es una producción de Théâtre d'ores et déjà, Théâtre National de la Colline, Festival d'Automne à Paris, Nouveau Théâtre d'Angers , Centre Dramatique National des Pays de la Loire, Célestins - Théâtre de Lyon, Culturgest, Lisbonne con la participación artística de Jeune Théâtre National





e-planning ad