Sábado, 22 de Octubre de 2016

De Pablo Todero

Puedes destruir tu vida cada vez que eliges.
Una generación fragmentada, con dificultades para comunicarse y expresarse. Los personajes nos hablan de sus búsquedas y sus pérdidas. Con una estructura rizomatica, donde todo se va entrelazando, y lo interesante nunca es la manera como alguien empieza o termina. Lo interesante es el medio, aquello que ocurre en el medio. Los personajes sueñan con empezar o volver a empezar de cero; y además tienen miedo al punto de llegada, de su punto de caída. Ellos piensan en términos de futuro o de pasado, pero el pasado e incluso el futuro es la historia. Lo importante por el contrario, es el devenir. No hay llegadas. En el medio es donde encuentran el devenir, la velocidad, el torbellino.

El medio no es una media, sino por el contrario un exceso. Es por el medio que las cosas crecen. De esta manera se va construyendo el Club de los Suicidas, cinco historias, cinco personajes, el vacio, la necesidad de contar, de escuchar, de reírse de ellos mismos y de entenderse, un universo fragmentado y a su vez entrelazado.

Duración: 50 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad