Sábado, 16 de Enero de 2016

De Luciana Mendez

Una obra que combina danza, teatro e imágenes cinematográficas

La obra narra a través de estos tres lenguajes (danza, cine y teatro) que interactúan durante casi una hora, parte de eso que esta sobre y debajo de nosotros, alrededor y dentro nuestro: la naturaleza, nuestras creencias, nuestros sentimientos, nuestros pensamientos... eso que nos hace iguales a los otros.

Y para ello se toma parte de la historia de una mujer que busca a su hijo y el transitar de su espíritu en la búsqueda para encontrarlo.

Sin un tiempo, ni lugar especifico.

A través de la danza: el cuerpo viviente, la plasticidad, la acción.

A través de las imágenes: la belleza, la armonía, ver lo pequeño con grandeza, eso que pasa inadvertido, el transitar del tiempo.

A través del teatro; estar ahí, presentes, sentir la respiración del otro, la voz, eso que hay para comunicar, la vida en ese instante.

Esta es una obra para Sentir.

Una invitación a dejar de lado la mente, sus prejuicios, su obsesión.





e-planning ad