Miércoles, 31 de Agosto de 2016

De Santiago Loza

Dos hombres en el vestíbulo de un edificio.
Un portero locuaz y un propietario insomne que lo escucha. Una y mil noches interminables.
"Asco" surge de la propuesta de trabajar sobre el territorio de la portería y sus protagonistas.
El portero es un personaje contradictorio, su desesperación lo hace brutal y la rutina lo vuelve sereno. El portero se dibuja a sí mismo y a su interlocutor silente, dispuesto a escuchar.
Desde un ser anónimo, la obra narra una pequeña historia extraordinaria con esos desechos: el resto del día, la basura del lenguaje, el rencor acumulado y las ilusiones trasnochadas. La espera infinita de la llegada del día. La misma historia de siempre que se repite hasta el cansancio en cada edificio, todas las noches.

Este espectáculo formó parte del evento: Semana Escena - espacios escénicos autónomos

Duración: 50 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad