Viernes, 15 de Enero de 2016

De Marina Ayán

La esencia de cada una, el compartir de la energía positiva, el sentir que algo invisible nos une y nos hace únicas pero en el fondo iguales.

El alma de la danza habita pendiente de un hilo en cada una de nuestras casa humanas.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Dos y una, tres





e-planning ad