Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Matias Catopodis, Manuel Novoa

Un hombre y una mujer, ambos jóvenes, con un supuesto futuro por delante, abismados en sus propios miedos y deseos, se encuentran y desencuentran como cuando la Maga y Horacio salían a caminar por las calles de París en la mítica "Rayuela" de Julio Cortazar, búscándose sin saber si el destino cruzaría sus pasos. Los protagonistas de "Cortes" recorren Buenos Aires en un camino externo que se convierte en las arterias de sus propios cuerpos, una simbiosis entre el afuera y el adentro. En la obra teatral el espectador disfrutará viendo como los protagonistas recorren la noche porteña cuando se produzca la unión de las tablas con las calles empedradas, a través de proyecciones... Los protagonistas desandarán un territorio donde nos sentiremos reconocidos. Se respirarán las sombras de Buenos Aires en cada umbral, en cada farol, en cada paso...

Los autores hablan con entusiasmo de Cortes:

"La obra cuenta en esencia el encuentro entre un hombre y una mujer. Él habita en una casa antigua inundada de papeles y libros, con un gran piano en la sala. Ella es una chica de 19 años que vive con sus padres en un departamento de La Recoleta y tiene deseos de aventuras y una gran necesidad de correr riesgos para sentirse viva. Aquella noche cada uno de ellos saldrá a perderse por la ciudad en busca de algo que no logran definir... Padecen una ausencia, una herida, un dolor mas antiguo que la vida misma. Se encuentran en una Galería de Arte, atraídos por el vino gratis del vernissage! Allí, sus miradas se cruzan por primera vez y no pueden dejar de mirarse. Comienzan un diálogo sin palabras, protegidos en el anonimato de una multitud que los rodea y de quien ellos se burlan. Así, entre copas que ayudan a respirar, llegan a la casa de él donde pasarán una noche de constante encuentro y descubrimiento hasta entender que el abismo infranqueable que los separa es agrietable; donde los cortes y marcas de cada uno cumpliran un rol fundamental a la hora de intentar verse. Verse entre las heridas, a traves de ellas, sin velos ni máscaras y así sumergirse en la historia de ambos, una historia que está escrita en sus cuerpos... cuando las palabras no alcanzan. Se aman como pueden, entre sangre, heridas, alcohol, fantasmas, música, anhelos caprichosos y deseos genuinos en una noche sin tiempo, en un lugar ajeno."

Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad