Viernes, 15 de Enero de 2016

De Kalle Hakkarainen, Ville Walo

El circo no es un simple elemento cómico, es por el contrario, la forma de lenguaje más importante de este espectáculo. Un humor ambivalente generado por situaciones absurdas. Este circo estético y onírico muestra un costado espiritual posible en situaciones de la vida cotidiana. El mundo se percibe a través de distorsiones e ilusiones provenientes de imágenes producidas en nuestro cerebro. El acento de este espectáculo está puesto en la belleza de las coincidencias misteriosas, los detalles más realistas y el lenguaje bailado de los movimientos.

Grupo: WHS





e-planning ad