Jueves, 04 de Febrero de 2016

De Roman Müller, Petronella Von Zerboni

Es entrar en un círculo mágico donde los artistas dan realmente vida a sus accesorios e instrumentos creando la ilusión de que éstos están animados. En Le Cercle no hay desorden, hay armonía: las mitades de diábolo describen círculos magníficos y regulares para volver a las manos de aquel que lo lanza. Giran incansablemente y vuelven como por encantamiento sobre el hilo.
Este espectáculo es una creación de un universo maravilloso donde ni el enfrentamiento ni el humor están ausentes. Los cuerpos se empastan, los pasos de danza resbalan ligeramente sobre la pista. La acrobacia nunca está lejos cuando en la luz aparece un diábolo.

Grupo: Tr 'espace ( Suiza )





e-planning ad