Jueves, 14 de Enero de 2016

De Mario Danna

La obra atraviesa, por medio de la danza-teatro, el espinoso camino de la existencia de una excepcional artista que revolucionó la expresión cultural; una de las pocas mujeres escultoras de su época. Camille Claudel no esculpió las utopías de felicidad que le proporcionaban las líneas de los cuerpos, sino la terrible historia de su alma entristecida y, con ello, la historia de su vida. Se convirtió posteriormente en un ícono del arte moderno; aunque muy a su pesar, ha trascendido más por ser musa y amante del escultor Auguste Rodin que por su excepcional talento artístico. Recluida los últimos treinta años de su vida en un sanatorio psiquiátrico, murió sola y abandonada por su familia y la sociedad de su tiempo, que trató de borrar a un ser extraordinario de la conciencia social.

Esta obra es un pequeño paso por su existencia, unas cinceladas sueltas con su nombre grabado en la parte inferior de una roca, la roca de una vida, de una escultural tristeza de color blanco, de un marmóreo sentido de la belleza, de un frío absoluto al que conduce la soledad y a la más temible tiranía, la de los sentimientos...

Lachrimae Camille intenta romper los moldes del olvido y rescatar la mejor obra de la escultora Camille Claudel, Camille la artista, Camille la mujer, Camille amante y libre.

Grupo: Compañía PosDanza (La Rioja)

Este espectáculo formó parte del evento: 25º Fiesta Nacional del Teatro en La Plata
Este espectáculo formó parte del evento: Celebración: Segundo Festival Nacional de Teatro en Ecunhi





e-planning ad