Viernes, 22 de Enero de 2016

Todoesunabroma.inc

Tati y Mele viven en un profundo pozo de intolerancia y desconfianza mutuas. Sus diálogos absurdos y disparatados dan cuenta de una intención subyacente por cambiar de situación. Los personajes hablan desde el cinismo y la omnipotencia, como dos sociópatas a los que la máscara social impone mantener las formas y la hipocresía por encima de los verdaderos deseos. La amenaza del afuera es sola una excusa para continuar el círculo del que sólo podrán salir aceptando "el fin de los tiempos de esta amable utopía que es la Humanidad"

Este espectáculo formó parte del espectáculo: La fin del mundo (Lado A y Lado B)





e-planning ad