Martes, 19 de Enero de 2016

Todoesunabroma.inc La máscara.

Tati y Mele viven en un pozo, un viejo aljibe abandonado que se ha convertido en su hogar y también en su cárcel, ante una creciente amenaza de invasión. Como dos refugiados sobrevivientes, los personajes mantienen una relación basada en la paranoia y la desconfianza, generando diálogos absurdos rayanos en el disparate. Bajo ese tejido textual "dicho desde la estupidez- subyacen el deseo feroz de comunicación y comprensión" en este loco fin de siglo, putañero y mentiroso.


Este espectáculo formó parte del espectáculo: La fin del mundo (Lado A y Lado B)





e-planning ad