Domingo, 23 de Octubre de 2016

De Paula Müller, Karina Cartaginese

En la forma de contar esta obra está presente la persona y su tiempo real, quien sostiene con sus objetos el relato ficcional transformándose de esta manera en interprete.

Es el intérprete quién, jugando en su "laboratorio", nos muestra una progresión en la que se van sumando detalles que hacen que se construya un ser. Este "ser" puede existir en la escena pero también tener su reflejo en lo que sucede con el paso del tiempo, y la modificación que esto genera en una persona.

El intérprete entra y sale de la escena para hacer referencia a lo real y a la ficción.

Sobre el relato que desarrolla la obra

El zapato deja huellas en el camino. El zapato lleva huellas en si mismo.

El zapato, el pie; el vestido, la piel. Se pliegan, se arrugan.

Es un intento por apresar al tiempo, en un relato sobre el registro de tiempo que guardan en sí una huella, un pliegue, una arruga.

El tiempo pasado en el presente, el de uno mismo y el de los otros.

El cuerpo limitado / desplegado en sus espacios internos y en el espacio físico. Este mismo cuerpo condicionado por el zapato y la imagen que con el trae, construyendo las bases en donde va a depositarse un tipo de cuerpo, un tipo de identidad.

" el zoom
exprime las texturas
espía por los poros" (*)

La presencia del zoom para exprimir al máximo las texturas y entrar más en su profundidad. Contando así algo más sobre otro espacio tiempo transcurrido; que puede datar tanto de mucho tiempo atrás o del momento presente en que reflexionamos sobre ello.

"experimento
Con mis labios
Cómo saben al besarlos?
Cómo saben del beso?
Experimento
Todo mi cuerpo es labio
Que con el roce, besa todo lo que toca
Que es besado y acariciado por el aire y por la ropa " (*)

(*) Textos de Karina Cartaginese 21/12/2009

Este espectáculo formó parte del espectáculo: ¿Cómo saben mis labios al besarlos? + Lashhh

Clasificaciones: Danza - Teatro




e-planning ad