Domingo, 17 de Enero de 2016

Seis creadoras abordan las plagas en clave actual: Susana Villalba, Sol Pérez, Mónica Salerno, Milagros Ferreyra, Ariana Harwicz y Bea Odoriz.

Miradas femenina sobre las nuevas plagas de la humanidad: Quizá haga falta saber cuál es el punto de vista de las mujeres sobre cómo convivir entre la propia especie y las otras. Tal vez Dios esté enojado y la humanidad está frente a las manifestaciones de su ira: el terremoto en Haití, el alud en Machu Pichu y antes en Tartagal, tsunamis e inundaciones varias o sequías, el dengue, el HIV, la vaca loca, megaincendios, guerras, el obsceno índice de hambre mundial y hasta los piojos. Para tener todas las plagas sólo falta el oscurecimiento del sol y la luna, que Avatar y predicciones mayas auguran para el 2012. Las plagas fueron, para el antiguo Testamento, la advertencia por la esclavitud. Para el nuevo Testamento: la ira de Dios, arrepentido de haber creado lo humano, al contemplar su egoísmo y avaricia.

EL GRUPO
Las integrantes transitan, además del teatro, diferentes disciplinas y formaciones artísticas, algunas la literatura, otras la dirección de opera, otras el cine. El denominador común es haber compartido en 2003/04 la carrera de Dramaturgia en la Escuela de Arte Dramático de la Ciudad de Buenos Aires.

ANTECEDENTES
El mismo grupo (con la suma de integrantes masculinos) realizó anteriormente Bestiario Grimm, también en el Centro Cultural Ricardo Rojas. Espectáculo Teatral premiado como Mejor Dramaturgia 2006 en los premios Teatro del Mundo

ESTRUCTURA DEL PROYECTO
El espectáculo se compone de dos módulos a realizarse en dos días. A su vez cada módulo consta de tres obras. Todo el conjunto guarda unidad sin perder cada obra su particularidad estética y de mirada. Cada componente individual dentro de una obra es breve, entre 20 y 30 minutos; cada módulo en total dura aproximadamente 1 hora y media.
No hay cortes entre una obra y otra de un mismo módulo, las tres partes se encuentran ya montadas en el escenario, ya desplegada toda la escenografía para que las tres se sucedan sin interrupción.

PARTE II.

Según el relato bíblico, los magos egipcios convencían al faraón de que las plagas no eran advertencias divinas sino trucos, simples embustes: ¿es posible transformar agua en sangre hoy? ¿Es posible convertir una vara en una serpiente? Si, es posible. Los embusteros existen y existieron en todas las épocas. Entonces, Milagros Ferreyra bosqueja en diez cuadros una puesta en escena de la simulación, de la persuasión, del engaño más pueril alrededor de un mismo eje: el morbo, ese oscuro deleite en ver la exhibición del dolor ajeno, la violencia explícita, el gesto vacío de una sexualidad literal. Diez intentos. Diez preguntas. Diez explicaciones. Diez consecuencias. Diez silencios. Diez excusas. Diez motivos para la ira de Dios.

Ariana Harwicz toma una idea sinónima de plaga: la maldición. Y en particular una costumbre hindú que aún hoy se practica: casar a una niña con un animal (serpiente, perro, etc.) para romper una maldición que asola a la familia. El padre de la protagonista admite haber matado perros a pedradas y luego haber colgado sus cadáveres de un árbol. Un astrólogo habría indicado que una boda será la única forma de curar la maldición que esto acarrea a la familia. Los pobladores asistirán al evento. Se desconoce qué reacción tendrá la perra en la ceremonia y cómo continuará la vida del matrimonio. Será un día festivo para todos. No para la novia, enamorada de un rubio divino a quién tendría que renunciar por una simple perra callejera llamada Selvi. El mal está hecho.

En Yo Renata, Bea Odoriz enfoca la peste de la sobredimensión mediática y su esquizofrénico pasar rápidamente de una tragedia a la liviandad. Así como en los noticieros un tsunami da lugar inmediatamente a un noviazgo playero, sin tiempo de reflexión ni digestión, la protagonista transcurre por flashes de personalidad como un zapping anímico. El exceso de información la confunde, la encierra, la desdobla, la suicida. Y sobre todo el terrorismo informativo que la paraliza. Decide encerrarse para salvarse de las posibles plagas del mundo. No saldrá nunca más. Busca culpables, se militariza, lava todo lo que encuentra. Posible apestada en mundo apestado, decide practicar su muerte. La plaga es la información desmesurada.





e-planning ad